Ácaros en gatos: cómo saber si mi gato tiene ácaros

por | Abr 4, 2022 | Noticias, Salud Mascotas | 0 Comentarios

Las bacterias y los virus no son los únicos capaces de enfermar a nuestras mascotas. Existen seres mucho más grandes que ellos y aun así tan pequeños que escapan a nuestra vista. Se llaman ácaros, y en este artículo queremos contarte cómo estos seres tan pequeños pueden volverse un gran problema para el felino de tu hogar.

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son una subclase de arácnidos muy diminutos que habitan en casi cualquier parte del mundo. Existen más de 50000 especies de las cuales la mayoría son depredadoras, pero también los hay parásitos (que se alimentan de un huésped) como los que atacan a los gatos.

Estos particularmente son considerados ectoparásitos ya que habitan en la capa externa de la piel de tu mascota (la dermis) alimentándose desde allí. La especie más común que se suele encontrar en los felinos es la Otodectes cynotis que se aloja en las orejas de este y se alimenta de la cera que se encuentra en el canal auditivo a la vez que se reproducen hasta convertirse en una infestación.

El ciclo de reproducción de la Otodectes cynotis es de aproximadamente 3 semanas en las que, tras poner sus huevos, estos demoran 4 días en eclosionar y posteriormente 21 días más en convertirse en adultos que pueden continuar reproduciéndose. Esto, sumado a su tamaño minúsculo, hace que sea casi indetectable su presencia en tu gato hasta que este ya posee una cantidad elevada de ellos, y si no son tratados a tiempo pueden causar infecciones más severas o incluso la obstrucción del canal auditivo.

¿Cómo saber si mi gato tiene ácaros?

Si bien observar a los ácaros a simple vista es difícil, no es imposible. Si tu gato se queda quieto y puedes observarle sus orejas es posible que veas pequeños puntos blancos que se mueven. Sin embargo, esta no es la única forma de detectar su presencia, también hay otros síntomas que podrán alertarte al respecto:

  • Prurito en las orejas: la presencia de los ácaros en las orejas de tu gato produce una picazón excesiva en ellas y hará que tu gato se rasque constantemente en la zona.
  • Heridas autoproducidas en las orejas: el efecto de la picazón en las orejas de tu gato hace que este se rasque constantemente, lo que puede llegar a producir heridas en la zona.
  • Cerumen de color oscuro en las orejas: la presencia de los ácaros puede llegar a causar pequeños sangrados que se coagulan y se observan como pequeños granitos oscuros en sus orejas.
  • Mal olor en las orejas: es posible que, a raíz de la presencia de los ácaros en el canal auditivo, el cerumen de las orejas comience a despedir un olor desagradable que de forma natural no debería tener.

¿Cómo tratar a mi gato si tiene ácaros?

Los ácaros son más o menos difíciles de erradicar dependiendo de su especie. En particular, los Otodectes cynotis son difíciles de retirar y es necesario eliminarlos rápidamente del cuerpo de tu gato sin dañar los tejidos del canal auditivo. Por ello, lo primero que deberás hacer si notas que tu gato puede estar padeciendo una infestación de ácaros es dirigirte con él a su veterinario para que este confirme su presencia e indique el tratamiento más adecuado.

Entre las indicaciones que te dará tu veterinario es probable que se encuentre uno o más de los siguientes pasos para poder curar a tu felino:

  • Limpiar el oído con antiparasitario: para poder eliminar la infestación de ácaros es necesario tratar la zona afectada con un antiparasitario específico impregnado en un bastoncillo u algodón. Además, al tratarse del oído (que es una zona sensible) se debe realizar con mucho cuidado para no dañar el tejido. Lo mejor es que sea el veterinario quien aplique el tratamiento la primera vez para instruirte sobre cómo realizar el procedimiento después, cuando tengas que repetirlo.

 

  • Utilizar pipeta para eliminar otros parásitos: las pipetas utilizan un compuesto que, al ser absorbidas por la piel de tu mascota, llegan hasta la sangre. Este compuesto es tóxico para las plagas y al alimentarse de la sangre del paciente, estas se intoxican y mueren, haciendo de la pipeta un excelente método de tratamiento y prevención contra muchas plagas que puedan atacarlo.

Si sospechas que tu gato tiene ácaros, acércate a nuestra Clínica Veterinaria Alborán en Aguadulce

La infestación de ácaros no es un problema preocupante si se trata rápidamente, pero de lo contrario puede producir efectos secundarios como infecciones, hematomas y engrosamiento crónico del epitelio en el oído. Por ello te recomendamos que, ante la sospecha de que tu gato pueda estar padeciendo una infestación de ácaros, te acerques con tu mascota a nuestra Clínica Veterinaria Alborán en Aguadulce para que lo erradiquemos rápidamente y sin mayores riesgos.

Últimas Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *