Con este artículo pretendemos dar unas pautas básicas orientativas para aquellas personas que adquieren un perro por primera vez ,enfocándolo especialmente para  que seamos conscientes de la responsabilidad , sacrificio  y cuidados que supone la tenencia de un animal

 

Comencemos aclarando que un perro no es un juguete o un muñeco al que podamos descuidar o abandonar cuando nos hartemos, tener un perro supondrá una serie de responsabilidades y cuidados diarios durante un largo periodo de tiempo.

Cuando adquirimos un animal estamos adquiriendo un nuevo compañero con el que deberemos convivir durante 10-15 años aproximadamente , de ahí la importancia de tener claro una serie de puntos o conceptos básicos al respecto que nos permitirán llevar esta convivencia en perfecta armonía y felicidad ,disfrutando al máximo de este nuevo amigo.

A continuación pasaremos a hablar de una serie de puntos imprescindibles para lograrlo:

1. ALIMENTACIÓN

2. LIMPIEZA E HIGIENE

3. VACUNACIÓN Y DESPARASITACIÓN

4. EDUCACIÓN Y APRENDIZAJE

5. PASEOS Y EJERCICIO

6. MATERIALES Y UTENSILIOS

 

1. ALIMENTACION

 

Debemos llevar un control estricto sobre la alimentación de nuestro amigo con el fin de evitar causar determinados problemas.

La alimentación, junto con la educación, constituye uno de los puntos más importantes. Con una buena y adecuada alimentación conseguiremos que nuestra mascota crezca sana, con buena calidad de pelo y piel, y con una buena higiene bucal (el  uso exclusivo de pienso evitará un mayor acúmulo de alimento entre los dientes y su consecuente aparición de sarro, lo cual suele acabar en una caída tempana de dientes, así como la dificultad que les supondrá comer con una boca en mal estado y la emisión de malos olores de ésta).

De esta forma, alimentaremos a nuestra mascota sólo y exclusivamente con pienso, pues éste cubrirá todas las necesidades alimentarias de nuestro amigo en cada una de sus fases de desarrollo y crecimiento (destete o puppy, junior, adulto, y seniors o mature).

Cuando damos otras comidas que no son piensos es muy probable que ocasionemos problemas digestivos a nuestro animal (diarrea, vómitos, estreñimiento), e incluso en el peor de los casos, muerte por asfixia como consecuencia del tamaño, forma, o estructura del alimento dado (por ejemplo, huesos de pollo, que debido a su estructura astillosa pueden clavarse en cualquier tramo del tracto digestivo ocasionando graves daños)

Ocasionalmente podremos dar una galletita o alimento especial como recompensa a una buena conducta y nunca sin motivo alguno, lo cual nos facilitará posteriormente su proceso de enseñanza y educación.

Igualmente, en caso de que se nos haya acabado su pienso por descuido, podremos dar otra comida sólo bajo consentimiento veterinario, así nos evitaremos diversos problemas.

Respecto a la cantidad o dosis a dar se hace normalmente en función de su edad actual y el peso que alcanzará su raza en estado adulto, respetando siempre las cantidades indicadas en las tablas impresas en el exterior del saco de pienso, el cual deberá permanecer siempre cerrado para evitar el deterioro o contaminación de éste.

En cuanto al número y frecuencia de tomas, vendrán determinados por la edad de nuestra mascota, así, inicialmente desde primer mes de vida y hasta los seis meses (cachorro) daremos la cantidad correspondiente repartida en 3 tomas (mañana tarde y noche) puesto que el aparato digestivo de nuestro cachorro aún no está totalmente desarrollado para soportar grandes cantidades en una sola toma. Desde los 6 a los 9-12 meses daremos la cantidad correspondiente en dos tomas (mañana y noche). A partir de los 9-12 meses y ya durante toda su vida daremos la cantidad de pienso correspondiente en una sola toma, preferentemente por la noche

El tipo de pienso también va a venir determinado por la edad de nuestro animal, viniendo ya preparados y clasificados según las necesidades nutricionales y calóricas de cada fase de crecimiento y desarrollo.El cambio de un tipo de pienso  a otro lo haremos de forma progresiva a lo  largo de una semana disminuyendo paulatinamente la cantidad de pienso anterior y aumentando la del nuevo pienso.

Por otro lado debemos evitar el sobrepeso y obesidad de nuestra mascota mediante un control periódico de peso ( cada 4 meses ), así , sabremos si lo estamos alimentando correctamente o no, permitiéndonos realizar cambios y rectificar su alimentación en el caso de excesivo peso, o bien, detectar cual es el problema en el caso de gran perdida de éste.

 

NUNCA SE DARÁ COMIDA DIRECTAMNETE DESDE LA MESA O EN PROXIMIDADES A ÉSTA, QUEDA TOTALMENTE PROHIBIDO. TODA COMIDA SERÁ OFRECIDA EN SU RECIPIENTE .

No menos importante va a ser la disponibilidad permanente de agua fresca, siendo necesaria aumentar la reposición de esta en épocas de calor, al igual que deberemos controlar la limpieza de ésta evitando el acumulo de residuos (alimentos, hojas, insectos, tierra…) en su recipiente.

2. HIGIENE Y LIMPIEZA

El lavado lo haremos una vez al mes como norma general, con excepción de aquellos casos en que se ensucie excesivamente por alguna causa, y por su puesto, siempre con un champú específico para perros, siendo de gran  importancia un buen proceso de secado ( con toalla y secador en caso de cachorros ), acompañándolo posteriormente de un buen cepillado que permita la eliminación de los pelos sobrantes.

La cama o lugar donde duerma habitualmente nuestro animal deberá permanecer siempre limpio y en buenas condiciones higiénicas, para ello, haremos chequeo diario de su casita, lavándolas y desinfectándola en caso que sea necesario.

La higiene bucal también supone un punto importante en nuestro animal,la revisión periódica de ésta por parte de nuestro veterinario particular nos evitará diversos problemas asociados a una mala higiene bucal.

Por otro lado deberemos revisar a menudo el culete y alrededores de nuestro amigo con el fin de evitar que la retención o deposito de caca alrededor formen tapones tras su secado dificultando una correcta defecación, realizando un lavado de la zona con agua templada y champú en caso necesario.

Resumiendo tan importante es la limpieza de nuestro animal como la de su entorno, no olvidando sus utensilios o materiales ( recipientes de comida y bebida, juguetes, cepillo, caseta y cama… )

Por supuesto, bajo ningún pretexto dejaremos sin limpiar inmediatamente los pis y cacas de nuestra mascota, estas suponen una fuente de enfermedades y contaminación para nuestro animal y para las personas y entorno que le rodean.

3.VACUNACION Y DESPARASITACION

La vacunación de nuestra mascota en su debido momento impedirá que padezca determinadas enfermedades, garantizando en gran medida la salud de nuestro amigo y la posible transmisión de enfermedades a otros animales.

En cuanto a la desparasitación (tanto interna como externa),no sólo favorecerá la salud de éste, sino que además evitaremos que sufra picaduras de parásitos(pulgas, garrapatas, mosquito) y la posible transmisión de éstos al ser humano.

De ahí la importancia de informarnos adecuadamente de las fechas correspondientes para cada proceso(desparasitación y vacunas) ,y de la realización de éstos en su fecha indicada, llevando un control estricto en un calendario exclusivo para nuestra mascota y mediante la constatación o anotación en su cartilla sanitaria.

 Lo primero que debemos hacer cuando adquirimos un cachorro es llevarlo al veterinario para la realización de un examen físico y verificación de un buen estado de salud.

 

4. PASEOS Y EJERCICIO:

Es evidente que nuestro compañero necesita salir diariamente a la calle con el fin de hacer sus necesidades y realizar el ejercicio necesario para el buen funcionamiento y desarrollo de su organismo.

NOSOTROS PASEAMOS A NUESTRO PERRO, NO NUESTRO PERRO A NOSOTROS(El uso inicial de correas de corta distancia y que impidan que nuestro perro vaya tirando de nosotros, puede evitar que sea él quien termine sacándonos a paseo)

Bajo ninguna excusa olvidaremos llevar con nosotros en el momento del paseo las correspondientes bolsas con el fin de recoger las cacas de nuestro animal, pues el no recogerlas supone una fuente de contaminación y enfermedad para otros animales y para personas, sin olvidar que supone una mayor suciedad de la ciudad y de los pocos parques que tenemos, así como una posible causa de accidente y caída al suelo por parte de niños jugando o de ancianos despistados, y aunque se dice que pisar caca da suerte, a mi mas bien me ha parece una guarrería por parte del individuo que no la recogió. Por otra parte, tampoco son una fuente de abono para jardines o plantas, sólo como hemos dicho anteriormente una fuente de contaminación y suciedad.

Es importante que durante el paseo , no llevemos objetos que le apasionen ( muñeco ,pelota ,mordedor…) de esta forma evitaremos su continua distracción hacia dichos objetos, favoreciendo así su relación con otros animales y la realización de ejercicio necesario. De igual manera ,nunca tiraremos piedras u otros objetos para que nos los traiga, además de suponer un peligro para la fractura de dientes o atragantamiento , evitaremos que nuestro amigo se obsesione con ese jueguecito que tanto gusta a los dueños, favoreciendo como hemos dicho anteriormente su relación y disfrute con otros animales , y con el medio ambiente .

Al igual que el proceso de enseñanza implica a todas las personas que se relacionen con él, el encontrar todos los días un rato para dedicar a nuestro amigo y sacarlo a pasear , es responsabilidad sólo y exclusivamente nuestra, no de nuestros padres ni amigos ,ni del vecino del 2º izquierda , lo cual supondrá en determinados casos dejar de hacer otras cosas que nos gusten para tener que dedicar este rato imprescindible para nuestra mascota.

5. EDUCACION Y APRENDIZAJE DE NUESTRA MASCOTA.

                                                 

En cuanto a la educación hay profesionales que se dedican exclusivamente a ello teniendo en cuenta múltiples factores(propietario,animal,entorno,psicología,etc), pues todos conocemos ya al famoso Cesar Millá y sus grandes logros, de ahí que, por la complejidad del tema, me limite exclusivamente a recordar una serie de conceptos básicos a aplicar.

En este apartado , trataremos entre otras cosas , palabras o frases que nuestro animal debe conocer a la perfección , por tanto ,debemos insistir con mucha paciencia. Destacar que el tono y contundencia con que digamos las cosas desempeñará un importante papel en dicho aprendizaje.

Para empezar con la educación de nuestra mascota debemos partir de la base que estamos tratando con un animal, no con un ser humano, siendo el mayor error por parte de los propietarios pretender humanizar a su perro.

· La primera palabra y mas importante es NO, nuestro compañero debe entender perfectamente cuando le estamos prohibiendo algo, así, cada vez que no queramos que haga algo le diremos con tono fuerte y contundente un NO insistente, indicándole que es lo que no debe hacer, y acompañando ese repetido “no”con un “esto no se hace”.

· A TU SITIO, nuestra mascota debe conocer perfectamente cual es su sitio donde quiera que esté, de forma que cuando le digamos “ a tu sitio “ este se dirija directamente al lugar indicado , para ello, en el proceso inicial de aprendizaje , lo colocaremos en el lugar que queramos que considere su sitio tras la pronunciación de la frase.

· VEN AQUÍ, de igual forma, debemos conseguir que nuestra mascota acuda rápidamente a nuestro lado cuando la llamemos.

· AHÍ QUIETO, con esta frase nuestro animal debe asociar que tiene la obligación de permanecer inmóvil en el lugar indicado hasta nueva orden de llamamiento o hasta la pronunciación de un VAMOS.

· Otras conceptos a enseñar: SIENTA, ECHA, DENTRO, FUERA, ARRIBA, ABAJO, CERCA, LEJOS ,VAMOS…

Igualmente y de gran importancia, debemos conseguir que nuestra mascota se siente y permanezca quieto en el momento de suministrarle su comida o de ponerle el collar para sacarlo a paseo con el fin de facilitarnos dichas tareas en esas situaciones de ansiedad por parte de nuestro perro.

Con el fin de favorecer el aprendizaje de nuestra mascota, daremos una recompensa acompañando el acto con un efusivo MUY BIEN cada vez que realice algo correctamente, aunque no siempre, sólo hasta el momento en que estemos seguros que nuestra mascota ha aprendido perfectamente la lección, posteriormente sustituiremos la recompensa por una prolongada caricia adornada con una serie de frases bonitas y cariñosas, o bien, le permitiremos hacer alguna actividad que a él le complazca(dar un paseo inesperado ,acceder a algún lugar al que normalmente no le permitimos, etc..).De esta forma, aceleraremos el aprendizaje de su próxima lección con el uso de recompensas materiales o físicas (galletitas, juguetes,…).

De gran importancia va a ser también hablar con frecuencia a nuestro compañero cual persona se tratase aunque a veces nos traten de locos, así, terminará asociando determinadas frases o tonos de voz a acciones o hechos concretos, por ejemplo, si cada vez que saquemos a pasear a nuestra mascota le decimos ¨¨ vamos a la calle ¨¨, terminará asociando esa frase con ese tono de voz a salir a dar un paseo.

 

¿CÓMO DEBEMOS CASTIGAR A NUESTRA MASCOTA?

Algo básico y fundamental para lograr educar a nuestra mascota con éxito consiste en dejar bien claro en todo momento que somos nosotros quienes mandamos o dominamos, castigando de una manera u otra todo cuanto se salga de las normas básicas de comportamiento para una adecuada convivencia con el entorno que le rodea.

El tipo de castigo va a venir determinado por la gravedad del acto o hecho, yendo desde una simple regañina con tono enojado, a la supresión de cosas que le gusten o  el encierro durante 10-15 minutos en el peor de los casos, no siendo la forma adecuada pegar a nuestro compañero .Eso sí, siempre debemos dejar bien claro y mantener con firmeza que no nos ha gustado nada su forma de actuar, sin dejarnos vencer o engañar por una mirada de pena, es decir, debemos mantener el castigo hasta que sepa que lo que ha hecho no ha estado bien.A veces el mejor castigo va a ser algo tan fácil como ignorarlo durante un buen rato.

Para concluir este capítulo, decir que la educación de nuestro animal es principalmente responsabilidad nuestra, pero también de toda persona que se relacione con él, los cuales no sólo han de colaborar para la adecuada realización de ésta, sino que no podrán saltarse ninguna de las normas que nosotros le aplicamos, evitando así echar a perder lo que tanto nos ha costado enseñar a nuestra mascota.

6. MATERIALES

Los materiales y utensilios de nuestro compañero (collar , cadena de paseo, cepillo, champú, toalla, medicamentos, etc.) los mantendremos siempre juntos en el mismo lugar con el fin de poder localizarlos fácilmente en el momento en que los necesitemos.

 

NORMAS BÁSICAS A RECORDAR:

Sólo alimentaré a mi mascota con pienso y bajo ninguna condición se le dará comida directamente desde la mesa.

Debo mantener limpio e higiénico tanto a mi mascota como al entorno que le rodea.

Tendré localizados en igual lugar todos los materiales de mi mascota.

Es responsabilidad exclusivamente de su propietario buscar un buen rato al día para dedicarlo a su compañero y sacarlo a pasear.

Su educación es responsabilidad de todos cuantos se relacionan con él. Debo llevar un control de su vacunación, desparasitación y cartilla sanitaria.

 

SIGNOS INDICATIVOS DE ALGÚN PROBLEMA O ENFERMEAD:

                                                  

.Apatía, nuestra mascota no está contenta o no juega como de costumbre.

.No come o no bebe agua como lo hace habitualmente.

.Bebe excesivamente agua sin causa aparente.

.Vómitos , diarreas ,estreñimiento o dificultad para hacer caca.

.Continuo lagrimeo de los ojos.

.Rascado o sacudida de oídos

.Tos, estornudos, jadeo o dificultad para respirar.

.Se cansa excesivamente en sus paseos o en determinadas actividades rutinarias

.Rascado continuo de una zona insistentemente.

.Se queja continuamente sin motivo o causa aparente.

……

ESPERAMOS QUE OS HAYA SERVIDO DE AYUDA.GRACIAS

 

 

 

Comparte este artículoShare on Facebook