El  objetivo de este artículo es ofrecer a todos aquellos propietarios de perros ubicados en zonas consideradas críticas por su localización geográfica,la información necesaria sobre
una enfermedad de suma importancia  y cuya frecuencia de presentación o incidencia va en aumento en los últimos años,así como de sus formas o medidas de prevención.A continuación hablaremos de forma breve sobre la FILARIOSIS CANINA,también conocida comúnmente como la enfermedad del “gusano del corazón”. 
                  
 EN QUÉ CONSISTE

 La filariosis o dirofilariosis es una grave enfermedad que afecta principálmente a perros(también a gatos y otros carnívoros). Se trata de una enfermedad de origen parasitario, caracterizada por la presencia  de un número indeterminado de filarias adultas (parásitos parecidos a gusanos(nematodos) de entre unos 12 y 30 cm. de longitud) en el corazón y las arterias del animal infectado.

                     Ampliar imagen Filarias adultas en corazón.

 

  COMO SE TRANSMITE Y EVOLUCIONA

                                   

                                    

Para que se lleve a cabo la transmisión de esta enfermedad es necesario  la presencia  de un vehículo portador o transmisor del parásito,que en este caso van a ser mosquitos de varios géneros,es decir,resumiendo,para que nuestro perro padezca la enfermedad es necesario que un mosquito que ya ha picado a otro perro ya infectado,pique posteriormente a nuestra mascota,inóculándole o introduciéndole la forma larvaria de los  parásitos procedentes del  primer perro al que picó,los cuales proliferarán o se desarrollarán en el organismo de nuestro perro, desplazándose por el torrente sanguíneo hasta alojarse finálmente en su  fase adulta en el corazón.En  este desplazamiento  y proliferación por el torrente sanguíneo hasta llegar al corazón,no sólo afectarán a las  paredes de los  vasos por donde circulan, las cuales se hacen rugosas,sino que ésto,conjúntamente con el considerable tamaño de estos parásitos,dará lugar a obstrucciones o problemas en la circulaciòn de la sangre,lo cual se traducirá en un aumento de la presión arterial y sus graves consecuencias sobre el  corazón(aumento del esfuerzo para bombear la sangre,un aumento de su tamaño y en última instancia,fallo  cardíaco ).

 

   ZONAS DE RIESGO

 Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en zonas templadas y humedas (hábitat favorable para los mosquitos que portan esta enfermedad).En Europa la zona más afectada es la cuenca mediterránea (de marzo a octubre, periodo en que se dan las condiciones favorables de vida para estos mosquitos).Pero con el cambio climático el periodo de vida se está alargando cada vez más.

Igualmente,perros de caza y de pastoreo que viven en el campo o en zonas rurales tienen más posibilidades de contraer la enfermedad que los animales de compañía de núcleos urbanos con clima seco.

  SÍNTOMAS

Los síntomas tardan varios meses o incluso años en aparecer.Los principales son:

 –Intolerancia al ejercicio a veces acompañada de tos.

–Problemas para respirar.

–Hemorragias nasales y bucales.

–Cansancio y apatía

–Aumento del ritmo cardíaco y respiratorio

–Con  menos frecuencia,mareos y síncopes,ceguera,intolerancia a la  luz,nódulos cutáneos y transtornos de las glándulas salivares.

 COMO PREVENIR

 En la actualidad existen diferentes productos que previenen la enfermedad con una eficacia altísima. Estos productos están basados en derivados de Abamectina y son: Ivermectina (Cardotek Plus), Milbemicina (Program Plus y Milbemax) y Selamectina (bhold). Cada uno tiene una forma de aplicación y previene además de otros parásitos, tanto internos (áscaris) como externos (pulgas). Todos se administran una vez al mes, ya que actúan sobre las larvas que introducen los mosquitos debajo de la piel y permanecen allí durante esos 30 días que es justo la forma de aplicación del preventivo, cada 30 días.En zonas endémicas y con presencia de mosquitos todo el año, estos tratamientos preventivos hay que darlos durante todo el año,pero en caso de otras zonas donde la presencia de mosquitos no existe en varios meses, podemos dejar de administrar el preventivo justo en estos meses, eso sí,siempre con mucho cuidado, ya que en días soleados y con temperaturas suaves, podemos tener presencia de mosquitos, pues algunas especies de mosquitos hibernan y salen con el aumento de la temperatura.

En todos los casos y aun cuando estemos dando el preventivo de forma continua durante todo el año, es conveniente tener la seguridad que durante ese año no han existido infestaciones nuevas. Para ello es muy aconsejable realizar un control mediante test de antígenos. Si fuese negativo, continuaríamos con la prevención, y si fuese positivo, tendríamos un diagnóstico muy precoz, realizando un tratamiento completo que sería de bajo riesgo y totalmente eficaz.

 Por otro lado podemos reforzar la prevención mediante el uso de repelentes para evitar las picaduras de mosquitos,como  por ejemplo collares, pipetas, sprays….(Scalibur,Ex_spot,Stockade…) 

                      

Resaltar nuevamente la evidencia de que todos estos tratamientos sólo ejerceran su  acción preventiva contra Filariosis una vez descartada la existencia  de ésta,en caso contrario(diagnóstico de existencia de  filarias),el tratamiento a administrar sería otro distinto.

DIAGNÓSTICO

Existen varios métodos para poder diagnosticar la enfermedad ,siendo necesario frecuentemente aplicar varios de éstos,e incluso en casos complicados , recurrir al envío  de muestras a  laboratorios específicos con  el  fin  de determinar con exactitud la  presencia o  no de estos parásitos por determinados profesionales.Los principales métodos son:

–Detectar las microfilarias en sangre y después identificar éstas, para saber si son microfilarias de dirofilaria inmitis y no otras que no producen la filariosis cardiaca. Puede ocurrir que el perro no presente microfilarias en sangre, es lo que llamamos filariosis oculta, y no significa que no tenga la enfermedad, sino que puede tener adultos en corazón, pero las microfilarias o se han destruido o no se han producido. Actualmente mas del 35 % de los casos positivos no tienen microfilarias en sangre circulante.

–Para detectar los parásitos adultos o, mejor dicho, el antígeno de estos parásitos adultos, se realizan diferentes test de antígenos con sangre que nos demuestran que existen parásitos aunque no existan microfilarias.

–Cuando estos test son negativos o dudosos, debemos recurrir a otros métodos auxiliares como análisis sanguíneos, radiografías torácicas(con hiertrofia del ventrículo derecho), electrocardiografía y ecocardiografía. La combinación de estos métodos llevada a cabo por personal experto, determinará si estamos ante un perro con filariosis o no.

ANTE CUALQUIER DUDA,INFÓRMESE EN NUESTRA CLÍNICA SOBRE EL PROGRAMA DE CONTROL Y PREVENCIÓN DE FILARIOSIS,NO DEJES QUE LA FALTA DE INFORMACIÓN SEA LA CAUSA DE UNA GRAVE ENFERMEDAD EN TU MASCOTA. 

Comparte este artículoShare on Facebook
Facebook